Ayuda

Ahorra costes

Reducción de los costes de inversiones

No se requiere una inversión elevada inicial en la compra de Hardware y Software para empezar a trabajar y no se necesita instalar ningún tipo de hardware en las instalaciones.

Ideal para empresas de nueva creación, para abrir nuevas líneas de negocio, para expansión nacional o internacional o para realizar pruebas que requieran infraestructuras tecnológicas.


Reducción de costes operativos

Los servicios de Cloud Computing se presentan como el pago de una única factura. Implica ahorro en gastos asociados: mantenimiento, errores de sistemas o actualizaciones.

Para ello, cuenta con un equipo de profesionales cualificados quienes realizan el mantenimiento de los sistemas y emplear tecnologías de mayor envergadura.

Ideal para empresas que no cuentan con grandes departamentos de IT (tecnologías de la información) o que quieran ahorrar en infraestructura IT.



El cloud computing es ideal para empresas que no cuentan con grandes departamentos de IT